It is all about changing

What if things change around you? You change with them.

After reading all blog contributions by CulturePlex members to salute the beginning of the academic year, the thing that strikes me the most is the pervasive sense of having experienced a great deal of (positive) change in the last few months. All of us seem to think that we have become someone else, someone a little different, a bit more complete in different fashions.

One of my main objectives at The CulturePlex Lab is that our space becomes a nurturing place where members and partners find their own way to personally and professionally grow, to learn to embrace change, and to lead in the kinds of innovative initiatives that will keep the humanities, education, and the University in sync with an uncertain world. The blog writings seem to indicate that we are succeeding in engraving a culture of self-development and change in the DNA of our very young lab.

The change is also happening to me as the beginning of the summer coincided with my enrollment in the prestigious Global Executive MBA of the IE Business School. The experience so far has been incredible, thanks to the well designed curriculum, the culture of the program, and the amazing group of fellow students from different 23 countries and more industry sectors than I knew of, that make my cohort. This is called “powerful learning by the second”, and I am fully enjoying it.

What does this have to do with the work at the lab? It relates in various ways to our mission, but will be specially relevant in the implementation of a new strategic plan, the ability of the lab to manage and participate in global research networks, and our own need to learn how to walk the full innovation cycle, from research ideas to commercial start-ups, when necessary.

All this means that we have already started implementing changes in marketing and communication, project management and operations, outreach and collaboration, and alignment with the strategic plan of the Faculty of Arts and Humanities and the University’s, while keeping up with our identity signs of international experience, rapid prototyping, and, above all, a desire to ask big and difficult research questions the results of which will take us away from our comfort zones and will open up new venues for more change and growth.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

“Design Thinking” para las humanidades

“Design Thinking” es quizás el concepto que más acerca los varios cursos sobre creatividad y humanidades digitales que imparto en este momento. “Design Thinking” es una oportuna y ocurrente apropiación de los métodos y procesos que practican los diseñadores a otros campos, como la resolución de grandes problemas (agua potable en zonas en desarrollo) y la gestión y funcionamiento de organizaciones empresariales como si fueran “start-ups”.

De entre todos los elementos que constituyen las teorías sobre “Design Thinking” el que más me gusta es el del marco, el “framing” de los problemas (recuerdan “La meditación del marco”) de manera que múltiples soluciones paralelas queden abiertas durante el mayor tiempo posible antes de tomar la decisión que haga “converger” y, por tanto, cerrar, el espacio de la imaginación. La elección del marco adecuado, o de la fusión de marcos, tendrá éxito si al final del proceso tenemos una solución que no sólo “resuelva” el problema, sino que lo haya redefinido hasta convertirlo en algo diferente mediante una propuesta completamente extraordinaria.

Me pregunto cómo se podría aplicar esta caja de herramientas a la reformulación de las humanidades en un entorno digital. Mientras tanto me apresto a disfrutar de las múltiples líneas paralelas que se están proponiendo y a seguir pensando en cómo conectarlas para dar con esa propuesta extraordinaria para las humanidades.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Curso MOOC en español: El Humanista Digital

Hola a Tod@s:
Soy Juan Luis Suárez, Director de The CulturePlex Lab, de Western U. Junto con Élika Ortega, David Brown y Javier de la Rosa voy a estar al frente de este experimento en aprendizaje y humanidades que podéis encontrar en http://cultureplex.ca. Contad con todo nuestro apoyo y colaboración para que el curso sea un éxito y podáis sacar de estas semanas de trabajo una idea de cómo está cambiando el mundo de las humanidades (en realidad, la enseñanza y las relaciones sociales son las que están cambiando de manera radical) y qué técnicas y conceptos se están desarrollando para renovar nuestros campos de conocimiento. Uno de los objetivos del curso es que vayamos construyendo una comunidad de habla española (y, si puede ser, también portuguesa) en torno a las humanidades digitales. Recordemos que una de las mejores tradiciones mundiales en humanismo y humanidades se ha ido escribiendo desde el siglo XV hasta hoy mismo en español y en nuestros países. Por otra parte, algunas de las comunidades más importantes de desarrolladores y programadores del mundo las tenemos a nuestro alrededor en nuestras propias ciudades. Así es que solo nos queda dar un paso adelante, meternos de cabeza en lo que está pasando, apoyarnos en la fecundidad de la apertura y la colaboración y comenzar a diseñar nuestro propio camino humanístico para este nuevo siglo.

1. Es un curso MOOC: esto quiere decir que el sistema de aprendizaje es un poco distinto de la enseñanza en línea “tradicional”. Aunque suene extraño hablar ya de la enseñanza en línea “tradicional”, los MOOCs han cambiado un par de cosas ligeramente y queremos aprovechar las ventajas creadas. Por un lado, el trabajo de estudio y revisión de los materiales corre a cargo del estudiante. Estos materiales, que están el sílaba del curso y que tenéis que buscar por vuestra cuenta, se distribuyen por unidades, que suelen corresponder con una semana del calendario. A partir de estas revisiones vuestras el curso crea tres tipos de contenidos/interacciones:
-“Nuggets” o croquetas. En la sección de “Clases” del menú del curso irán apareciendo vídeos muy cortos en los que explicaré algunos de los conceptos básicos de las unidades de manera esquemática. Estos vídeos terminan con una última imagen que contiene un test también básico acerca del video. En algunas ocasiones usaremos algún video de Youtube para ilustrar algún tema especialmente importante y también incluiremos un test al final.
-Un app móvil llamad Dr. Glearning” que podéis bajar de la App Store de Apple y del Google Play de Android. También se puede jugar en el navegador (FF o Chrome, principalmente) o desde el propio sitio del curso, en la sección “Juegos”. En las próximas semanas estará disponible también para BB y como webapp en el nuevo sistema operativo para móviles de FireFox. AVISO IMPORTANTE: ¡¡¡¡¡no hemos creado todavía un sistema de login!!!!! Así es que para que os reconozcamos y podáis jugar entre terminales o unas veces en el teléfono o tableta y otras en el navegador, lo PRIMERO que deberíais hacer es ir a la parte de Settings de la app y registrad vuestro nombre de usuario y el correo electrónico (los mismos que habéis usado para registraros en el sitio del curso) en la app. Una vez hecho esto, si queréis jugar en otro sitio diferente (habéis hecho el registro en el móvil y queréis jugar en el sitio web), haced click en “export” y copiar el código que os sale en el nuevo terminal o sitio donde queréis jugar. Sí, no es lo más ortodoxo pero es lo único que podemos hacer mientras desarrollamos el sistema de “login”. Se trata de un experimento, así es que todos tenemos que disfrutar un poco de la falta de exactitud por el momento, Creo que la experiencia de aprender en los móviles compensará estos dolores iniciales.
-Discusiones, en la sección correspondiente del sitio web. Tened en cuenta que se trata de un sistema de Q&A tipo Quora y que lo que buscamos es que hagáis vuestras preguntas ahí y sea la propia comunidad del curso -nosotros incluidos- la que responda y valore las mejores respuestas. No hay que decir que hay que mantener la etiqueta de respeto por las opiniones de los demás, uso del lenguaje adecuado y tener una actitud constructiva durante el diálogo.
Además, haremos dos trabajos, uno individual y otro en grupo. Para los dos trabajaos usaremos el sistema de evaluación por pares, por lo que esperad recibir uno o dos ensayos para corregirlos cuando entreguéis el vuestro:
-Trabajo individual: siguiendo las metodologías de “lean start-up” y “gestión ágil de proyectos” cada uno de vosotr@s desarrollará un Plan Académico Personal que detalle todos los pasos necesarios para tener una formación completa como humanista digital dentro de tres años.
-Trabajo en grupo: desarrollo de un currículum en humanidades digitales ajustado a las necesidades de un caso real en una institución educativa de vuestro entorno. Os ayudaremos a hacer los grupos en caso de que no los hagáis vosotros mismos. Mi recomendación es que trabajéis con compañeros a los que no conozcáis de manera que vuestra experiencia se enriquezca y comencéis a hacer una red de contactos profesionales.

2. Comunicación? Puesto que hay muchos estudiantes matriculados, no va a ser posible mantener una comunicación personalizada con cada uno de vosotros (sin duda uno de los puntos débiles de esta metodología), pero vamos a intentar que haya un buen flujo de intercambio por medio de la sección de Q&A y el tablón de “Anuncios” de la página de inicio del sitio. Además, vamos a usar el hashtag #humanistadigital en Twitter (sacaos una cuenta si no tenéis) que, junto con @suarez_juanluis, @elikaortega, @versae, @dbrownbeta y @cultureplex, serán el otro canal de comunicación del curso.

3. Los jueves es el día que nos damos de plazo en el equipo de enseñanza para colgar en el sitio del curso y en la app los nuevos vídeos y actividades. Podéis hacerlas cuando queráis pero para que estemos sincronizados os recomiendo que mantengáis el ritmo semanal.

4. CERTIFICADOS: El CulturePlex Lab, nunca la Western U., dará certificados de participación en el curso a todos aquell@s que hayan completado el mismo con una nota media mínima de 70% o superior.

5. COMENZAMOS YA. Leed el programa del curso cuanto antes y familiarizaos con el sitio, la app y la metodología. Cuanto antes consigáis localizar las lecturas y los materiales, mejor.
Esta semana ya hay un primer ejercicio descrito en la parte de “Discusión”. Se trata de que vayáis al sitio web de la conferencia de Humanidades Digitales 2013 de Hamburgo y seleccionéis una presentación que os guste. El ejercicio consiste en analizar la presentación para extraer los elementos, habilidades y técnicas que se requieren para hacer ese tipo de trabajo. No importa que no sepáis manejar las tecnologías o métodos que describís: nadie las conoce todas y por eso el trabajo en equipo es tan importante. El objetivo es que comencemos a desentrañar qué significa exactamente hacer humanidades digitales. Las respuestas, por favor, en el mismo foro. Yo colgaré un video con mi análisis mañana, jueves, pero tenéis otros siete días para completar vuestros propios análisis.

6. PASAD LA NOTICIA (este mensaje) del curso a compañer@s o amig@s que puedan estar interesados en el tema o simplemente quieran seguir ampliando sus horizontes. Aunque se trate de un MOOC y de un tema nuevo, hay algo que no cambia: estudiar, tener ganas de aprender, ensayar y comunicarse siguen siendo los ingredientes básicos de cualquier proceso educativo. Así es que adelante y mucho ánimo.
¡Buen curso, humanistas digitales!

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Digital Humanities have officially started at Western

The first week of classes is almost over, and we have survived and intense and exciting first week of Digital Humanities. The Minor in DH at Western University has started with the super interesting “Programming My Digital Life”, taught by Bill Turkel (History), and the walking model of the new humanist, and “Digital Creativity“, taught by myself and an incredible group of TAs.

We have set up “Digital Creativity” (watch the video here) with all the elements of a MOOC within our own MOOC platform at CulturePlex Courses, although in fact the course is being offered to students at Western in two modalities, in class and on-line. The total number of students is around 80, so we decided to test our capabilities to design and deliver such new and large courses in the Humanities.

So far, the experience has been superb. The level of energy and enthusiasm in the classroom is very high, there are many talented students willing to contribute and providing great ideas to the class, and I am fully confident that the real case assignments that we have prepared will get us in to another level. Besides, students are very happy about using a mobile app to do the homework on their own phones, and it is a great chance to test our Dr. Glearning platform!, already available in the App Store and Google Play.

At the same time, The CulturePlex Lab has turned into a production set where we are learning as we go about live streaming, MOOC’s infrastructure, recording, “nuggets” and quizzes, … Here, the level of excitement is very high and we are leaning a lot.

In the next few days we will open the registration for the MOOC version of Digital Creativity, which will be, as the name says, to anyone in the world. At the same time, and working with our partners in Latin America and Spain, we will also open up a MOOC version of “El Humanista Digital” so that we build up on the efforts to develop a Spanish speaking community of digital humanists.

Do I see a dark future for the Humanities? A big NO! Students are interested, they want to learn, and there is a lot to teach them. We just need to talk to them in their language and their media. They are on board. Are we, humanists?

 

Posted in Uncategorized | 1 Comment

Lecturas de fin de semana

Si tuviera tiempo este fin de semana, empezaría el sábado con una relectura del artículo del NYT acerca de los expertos científicos que han colaborado en la campaña de Obama. El artículo es interesante porque está relacionado con dos temas importantes en la investigación del CulturePlex Lab. De un lado, roza la definición de cultura de Richerson y Boyd en Not by Genes Alone que normalmente utilizamos como punto de partida en nuestras investigaciones: ” information capable of affecting individuals’ behaviour that they acquire from other members of their species through teaching, imitation, and other forms of social transmission” (Richerson & Boyd, 2006, p. 5). El artículo del NYT defiende que la aplicación de experimentos e ideas que se conocen hace tiempo acerca del comportamiento humano, tanto individual como colectivo, a los patrones de comportamiento de los votantes ha supuesto una ventaja competitiva para la campaña de Obama en términos de dirigir la opinión pública y llevar a los votantes a votar. Miren especialmente el ejemplo de las toallas de los hoteles: ¿no se trata de una aplicación del concepto de transmisión cultural por imitación?

El sábado por la tarde lo dedicaría a leer sobre la nueva ejecutiva del partido Comunista Chino, el recién terminado congreso y los desafíos que afronta la segunda economía del mundo. Claro que aquí nada es tan científico como en los EE.UU. y la falta de transparencia en el proceso de elección parece llevar a la conclusión de que conservar la riqueza de los descendientes de las familias en el poder —la vieja guardia— es una de las claves de las “elecciones” chinas. Realmente, muy distinto de lo que pasa en Occidente. Para ser un poco más ecuánime me gustaría leer las impresiones de nuestros avanzados barroco en la capital del Imperio del Centro y, si es posible, otras opiniones chinas acerca del proceso chino. En su defecto, What Does China Think? de Mark Leonard sería un buen acompañamiento para unos Shangai noodles en la noche.

Sin embargo, la pasión por la ficción transatlántica o no, me arrastran inevitablemente hacie el nuevo libro de Junot Diaz, titulado This Is How You Lose Her, que aunque solo ha sido finalista del National Book Award en EE.UU. ha merecido todo tipo de elogios. Estoy seguro de que nuestro amigo “Juan Lunes” o alguno de sus heterónimos y avatares disfrutarán más con la novela ganadora, The Round House, de Louis Erdrich. Pero qué mejor piñón para la máquina del de un hispano que escribe en inglés la identidad mestiza y ambivalente. Probablemente, ambos serían piñones de la nueva máquina cultural.

Lo cierto es que junto a La elegancia del erizo, de Muriel Barbery, The Brief Wondrous Life of Oscar Wao, e Insensatez, de Horacio Castellanos Moya (aviso: hay amistad de por medio), son las novelas que más me han gustado en los últimos años.

¿Queda algo de tiempo el domingo? Los suplementos dominicales, las páginas de tecnología del NYT, The Economist, y algo sobre realidad aumentada.

El lunes, vuelta al nuevo menú del humanista digital: leer y escribir funciones.

Ojalá siempre fuera fin de semana.

Posted in Uncategorized | 4 Comments

A mitad de semestre

El tiempo, “que ni vuelve ni tropieza”, se acelera a mitad de semestre sin consideración alguna para sus habitantes y sin miramientos para sus diferentes órdenes. Así, mientras nos liberaría poder estar de lleno en la rutina e las cosas que hay que hacer ahora —clases, tutorías, ensayos, desarrollos, funciones, …— el pasado y el presente nos recuerdan que pertenecemos al tiempo y que cualquier otra forma de estar en el mundo es una ilusión.

Digo esto porque a la vez que se suceden los debates —inocuos para algunos acerca de las humanidades digitales—, el congreso de Hamburgo de 2012 nos llama la atención para que entreguemos los artículos ya desarrollados de lo ue fue primero solo una presentación. A la vez, el encuentro de Nebraska de 2013 nos pide ya avances definitivos de lo que aspiramos a que sean presentaciones el próximo verano.

Y en medio del desasosiego que producen estos golpes de tiempo surge una pequeña luz como producto del efecto de síntesis que provoca el obligado repaso a los proyectos que están en marcha y que tienen ya “abstract” en marcha. Muchos de ellos se están desgranando en mis vecinos blogs, pero no está de mal recordarlos de una vez para ver si hay algún hilo conductor entre ellos y, en definitiva, en lo que hacemos en el CulturePlex Lab.

Élika Ortega ha desarrollado ya toda la metodología (casi) de su estudio sobre la metaficción y la intermedialidad en el proyecto Orsai. Ahora estamos camino de concluir las primeras fases del análisis y compilar los datos de las últimas fases. No sé si esto es “humanidades digitales” o no, pero lo que sí parece es un esudio casi en tiempo real del desarrollo de un proyecto literario pionero que vive en muchos medios, de muchas maneras, en varios lugares, y que solo habría sido posible en el mundo en que vivimos hoy.

La construcción social del conocimiento y la construcción de herramientas y modelos para la mejora de su eficiencia técnica y social es el tema de trabajo de Antonio Jiménez Mavillard. En este caso, se estiran las teorías de Nonaka y Takeuchi para combinarlas en un potente cóctel con la construcción de ontologías y todo ello usarlo para explicar el efecto de la gestión del conocimiento en la explosiva innovación de elBulli. ¡Se incluyen sugerencias de mejora para los próximos hitos!

El proyecto de “Preliminares” tiene vida literaria y “pythoniana” propia gracias a los esfuerzos en varios frentes de David Brown: investigación histórica, trabajo bibliográfico, programación para humanistas y análisis de grafos al servicio de la comprensión de las redes sociales que propiciaban la producción literararia en el Barroco, las comunidades culturales dentro de la Península, la importancia de personajes e instituciones, la (des)conexión entre islas culturales peninsulares y americanas…y muchas otras cosas.

El estudio de las caras humanas en un conjunto inicial de más de 100.000 pinturas de (casi) todos los tiempos es el tema de un trabajo iniciado hace tiempo por Roberto Ulloa y Javier de la Rosa que combina reconocimiento facial y análisis de grafos para detectar grupos de caras similares en diferentes estilos y periodos. Pero de aquí también queremos sacar algunas conclusiones acerca de las formas en que se ha representado la condición humana, sobre el efecto en esta representación de lo humano de la expansión hacia Asia y América de los europeos, o las causas de la desaparición del rostro en la pintura más moderna.

Además, celebramos la graduación del VL3, la continuación de DrG hacia su forma mozillera, el nacimiento en pocas semanas de la primera base de datos para humanistas que no necesita ningún tipo de conocimiento de programación, el impacto de Rubens en la geografía digital del arte barroco, modelos de simulación por agentes de intercambios culturales y sistemas automáticos de descubrimiento de conocimiento y generación de preguntas.

Pero de esto hablaré cuando por fin el tiempo regrese, tropiece ligeramente o haya que enviar propuestas a otro congreso en medio del semestre.

Posted in Uncategorized | 2 Comments

It is la “chaconne” all along…, es decir, el barroco

Si no lo han leído, no dejen pasar un día más sin meterle mano a “Listen to this“, el último libro del crítico de música del New Yorker, Alex Ross.

Un poco de “serendipity”: mi primer encuentro con Ross fue totalmente casual, y ocurrió mientras pasaba las horas de la madrugada esperando que se abriera la puerta del avión que me llevaría de vuelta desde Mumbay a London (Ontario) después de un viaje a uno de los orígenes del Barroco. El título —”The Rest Is Noise”— me atrajo inmediatamente y el hecho de que fuera una historia de la música del siglo XX, de todo tipo de música, me alertó de la dificultad de una tarea así. Ahora ha sido la reseña en un periódico español de un libro que en inglés ya salió hace un par de años lo que me ha vuelto a llevar a Ross. Fui inmediatamente a comprarlo y además estaba de rebajas.

¿Sobre qué es “Listen to This”? Si quieren una rápida solución a esta pregunta, pueden ver el breve vídeo que el mismo Ross ha hecho. ¿Qué me interesa a mÍ. Creía que sólo algunos capítulos relacionados con mis querencias habituales (más sobre ello un poco más adelante), pero conforme avanzo en la lectura voy descubriendo un mundo de matices musicales y riqueza artística que pasa por la Sinfónica de L.A. y su antiguo director, hasta el carácter de RadioHead, y la importancia de Bjök en la escena musical más reciente.

El primer capítulo es un ensayo increíblmente rico, bien escrito y conceptualmente brillante acerca de la idea de “música clásica”, el daño que esa etiqueta ha hecho a la música y la historia misma de la apropiación de esa música y de sus connotaciones sociales por parte de una élite burguesa y snob a lo largo del siglo XX. Lo mejor es que casi palabra por palabra se puede aplicar a los conceptos de humanidades y cultura, que han sido despojados de cualquier signo de vida y los administra una élite de profesores e intelectuales a los que el giro computacional —o digital— ha cogido a pie cambiado. El último súper argumento para defender el territorio de las humanidades consiste en decir que allí, en ese espacio mágico ordenado por los sacerdotes del saber, se aprende a ejercer la capacidad crítica como en ningún otro sitio. Lo mismo que con la “música clásica”.

El segundo capítulo es sobre la chacona, el pasacalles y el lamento. Sólo me detengo en el hecho de que el origen de la chacona —lo que hay documentado— se remonta a un soldado español que a su regreso de Perú a fines del XVI hizo una lista de danzas inspiradas por el demonio entre las que se enconraba la chacona. Pero, dice nuestro aventurero, puesto que sus efectos en las caderas de los que escuchan una chacona son incontrolables gracias a los poderes de su inspirador, no hay que tener en cuenta los contoneos lúbricos de los danzantes.

A partir de su orgien barroco —indígena, negro, hispano, fiestero— la chacona recorre la historia de la música de los últimos siglos, es adoptada como una composición seria, reescrita por Bach, hecha “bass-driven dance”, incorporada en óperas y misas, fundida en los estilos rockeros más dispares. El texto de Ross me hizo pensar inmediatamente en uno de esos memes que estamos intentando rastrear en el Proyecto Barroco y que tienen en este simulador un lugar de pruebas culturales. ¿Será que el origen de lo barroco se encuentra en mezclas ocurridas en América y en Asia? ¿Será que sólo después los viajes de vuelta llevan lo barroco a Europa y lo “dignifican” hasta convertirlo en “el Barroco” europeo y clásico? ¿Será que “el Barroco” fue “lo barroco” antes?

Dice Ross: “When the chacona first surfaced, at the end of the sixteenth century, it promised an upending of the social order, a liberation of the body. The same outlaw spirit animates modern rock and pop: the swirl of a repeating bass line allows a crowd of dancing fans to forget, for a little while, the linear routines of daily life. When Frescobaldi and Bach recast the dance as a stern, inward-turned form, bending it toward lament, they hinted at a different sort of freedom, that of the individual defining himself in opposition to the mass. ‘Dazed and Confused,’ in its inner sections, implies a similar qust for self: the rwa drive of rock and roll gives way to spacey variations. It’s a big, brash rock anthem at heart, but, just as the dance abides in Bach’s chaconne, the lament lingers in the rock arena. Above all, the song demonstrates how the same deep musical structures keep materializing across the centuries. If a time machine were to bring together some late-sixteenth-century- Spanish musicians, a continuo section led by Bach, and players from Ellington’s 1940 band, and if John Paul Jones stepped in with the bass line of ‘Dazed and Confused,’ they might, after a minute or two of confusion, find common ground. The dance of the chacona is wider than the sea.”

¿Que no les interesa la música? No importa, este libro es sobre cultura, historia, sentimientos, el valor de la música…. Y además explica, en el segundo capítulo, por qué me gustaban Jimmy Page y Led Zeppelin cuando era adolescente: era “baroque heavy metal”… ¡Vivan las camisetas negras!

Posted in Uncategorized | 5 Comments

Empieza el baile: humanistas digitales de todo tipo

Si hace una semana comenzamos en The CulturePlex Lab las actividades relacionadas con las humanidades digitales con un curso rápido (crash course) sobre la gestión de proyectos con Redmine, esta semana el grupo de investigación sobre textualidad electrónica ofrece un taller sobre blogs académicos. No se trata solamente de qué escribir en un blog o cómo escribirlo, sino de cómo hacer para que la escritura de blogs vaya formando parte de la actitvidad académica de los humanistas. Y sí, para algunos, esta actividad de escritura y compromiso público debería contar de alguna manera en el currículum y en las promociones profesionales. Por eso es tan importante ir creando una serie de parámetros que permitan medir la calidad y efectividad de estos blogs.

Además, la semana que viene comienza la serie de conferencias de humanidades digitales que protagonizarán invitados externos a la universidad. La primera, la famosa bloguera canadiense asentada en los EE.UU., Lee Skallerup Bessette, que firma sus intervenciones virtuales en collegereadywriting.blogspot.com y en la Venus University del Inside Higher Ed hablará sobre temas humanísticos (intimidad, comunidad y colectividad) desde el punto de vista de una reciente hd.

Lo que podemos llamar temas teóricos lo continuarán Stepahnn Makri (del UC London), quien hablará de nuestra relación con la información por medio de hallazgos fortuitos, y Brian Greenspan (Carleton U.), quien vinculará las humanidades digitales con la creación de utopías.

El resto del semestre lo dedicaremos a algunos experimentos institucionales, como la creación del campus para los medios digitales que la U. de Waterloo ha creado en la ciudad de Stratford (a cargo de Christine McWebb), y la historia de la creación de un centro de humanidades digitales en la U. de McMaster (a cargo de John Fink), también aquí en Ontario.

Creímos que una serie de conferencias sobre las humanidades digitales tenía que servir tanto para el establecimiento de un diálogo con aquellos que ya se sienten cómodos dentro de los “muros” de la nueva disciplina (sí es que se puede considerar una disciplina) como para cautivar con historias personales y ejemplos concretos cómo ha sido el camino que algunos colegas ya han recorrido.

Para quienes todavía no lo ven claro, vuelvo a recomendar el artículo que Alan Liu y William G. Thomas III publicaron esta semana sobre las oportunidades que las humanidades digitales ofrecen a todas las humanidades.

Posted in el humanista digital, humanismo | Tagged , | Leave a comment

Un espacio humano: síntesis de las artes y humanismo

El pasado viernes (14 de septiembre de 2012) estuvo con nosotros José Luis Chacón, arquitecto venezolano y profesor de la Universidad de Los Andes, en Mérida. El tema de su charla fue el “aparentemente” tradicional de la síntesis de las artes. El contexto, un viaje de investigación a Canadá para estudiar las políticas de arte público de nuestro país. Y los ejemplos, tres maravillas de la arquitectura venezolana: la Ciudad Universitaria de Caracas, de Carlos Raúl Villanueva, villa Planchart, del italiano Gio Ponti, y el proyecto Alma Mater de instalación de obras de artes en el campus de la ULA.

La conexión de los tres ejemplos se encuentra, precisamente, en el hecho de que todos los proyectos encarnan el ideal de la integración de arte y arquitectura en un solo espacio humano. Y es aquí donde reside la clave del concepto: el espacio sería tanto más humano cuanto mejor concebida fuera esa integración. En los casos de la Ciudad Univesitaria de Caracas y Alma Máter de Mérida, la humanización del espacio adquiere una segunda dimensión por medio de su condición de espacios públicos. Y se podría añadir que la tercera dimensión vendría de la función educativa que ejercen las instituciones que ocupan vitalmente esos espacios.

Por lo tanto, y de manera esquemática, podríamos afirmar que una primera definición del espacio humano nos abocaría a ese tipo de espacios que armonizan arte y arquitectura, son espacios públicos y ejercen una función de transmisión de la cultura.

¿Qué ocurre, entonces, con El Cerrito, con la Villa Planchart, que originalmente fue un proyecto privado para la familia del mismo nombre? Bueno, si pudiéramos usar la condición de fundación cultural que en estos momentos alberga la edificación estaríamos salvados: hoy día reúne las tres propiedades necesarias para definirse como espacio humano. Pero, ¿también cuando fue concebida por Ponti? Sí, y la razón para esta respuesta hay que buscarla en la propia historia del humanismo, tanto en la cultuar clásica como en la renacentista. Se trata del ideal del espacio físico como reducto de la intimidad, el alma del hombre, que en el caso del intelectual y del rey (emperador)-político se manifietsa en la biblioteca o estudio privado. Y eso es lo que encontramos en el diseño original de Ponti para Planchart.

La creación de espacios para el encuentro con la intimidad surge, en realidad, de la articulación armónica de arte (aquello que provoca la reacción emocional y recogida del alma y que no es espectáculo) y arquitectura, es decir, que se trata de otra posibilidad del espacio humano. Y eso lo encontramos en la percepción del ser humano co-presenciando un mosaico en la Ciudad Universitaria como se halla en la lectura de un libro de literatura en el estudio de la villa privada.

Ahora bien, teniendo en cuenta estos elementos, ¿puede un hopsital público ser un espacio humano? ¿Nos falta algún criterio?

Posted in cultura abierta, educación, humanismo, Uncategorized | Tagged , , | 11 Comments

¿Cómo es un currículum de Humanidades Digitales?

Las “Humanidades Digitales” son ya moneda de cambio en coversaciones, foros y debates. Aunque todavía no han alcanzado la aceptación de la institución universitaria, sí han empezado a aparecer centros, proyectos e iniciativas que de una forma u otra están relacionadas con el conjunto de prácticas de las Humanidades Digitales. En el nivel de los grados o licenciaturas, el King’s College London es de los más avanzados e imparten ya varios módulos en un Department of Digital Humanities.
A pesar de la indefinición de la(s) disciplina(s), de la juventud de los métodos y de la incertidumbre acerca de la naturaleza humanísitca de algunas de las cosas que aparecen bajo esta rúbrica (véase el artículo más de Stanley Fish en el NYT), ¿se pueden enseñar las Humanidades Digitales en un contexto formal, es decir, en un currículum?

En la University of Western Ontario estamos trabajando en esa dirección. Hemos dispuesto los mimbres de un programa universitario en Humanidades Digitales que se puede tomar en conjunción con otras disciplinas (por ejemplo, Estudios Hispánicos tiene a partir de septiembre de 2012 un módulo y un Certificado en “Digital Spanish”) o como grado principal del estudiante. Para desarrollar este programa nos hemos basado en los siguientes principios (que explicaré en más detalle en otra entrada de este blog):

  • Conseguir un alto nivel de alfabetización digital a través del contenido de los cursos (p.e., Digital Fashion, Human Rights and Digital Archives, or Experimental History).
  • Hacer: Desarrollar las habilidades de programación de software de los humanistas digitales por medio de proyectos específicos.
  • La colaboración y la creatividad se convierten en las formas básicas de trabajo, de manera que se adaptan las prácticas humanísticas a los nuevos procesos sociales.
  • El conocimiento y las habilidades relacionados con, al menos, una disciplina humanística tradicional es fundamental para transformarla en su versión digital.
  • Gestionar proyectos y comunicarse con la sociedad para alcanzar el mayor impacto posible —sea por medio de la publicación o de la comercialización— son elementos clave del perfil del humanista digital.

Con estas ideas a la vista, el primer bloque de cursos del grado en Humanidades Digitales se parecerá mucho a este:

  • My Digital Life
  • Programming my Digital Life
  • Digital Fashion
  • Connecting Cultures
  • Human Rights and Digital Archives
  • Advanced Social Networking 
  • Visualizing Cultural Objects
  • Experimental History
Posted in cultural digital, educación, el humanista digital | 1 Comment